Amor a uno mismo

Amor a uno mismo

¿Es bueno quererse? ¿Necesitamos amarnos a nosotros mismos? ¿Es necesaria una buena autoestima para vivir una vida plena y satisfactoria? No queremos escribir el típico tratado sobre la psicología personal y explicar los aburridos argumentos sobre la importancia de la autoestima. Ni queremos tampoco tratar el tema de manera superficial, como si tampoco tuviera importancia. Que sí que la tiene y mucha. Pues todo el planeta se mueve alrededor del concepto del amor a uno mismo.

Los animales, y el ser humano es también un animal, basan su vida exclusivamente en el amor a sí mismos, en comer cuando tienen hambre, en beber cuando tienen sed, en satisfacer sus necesidades cuando pueden y como pueden, casi sin pensar en los demás individuos. Únicamente las madres y algunos padres parecen tener un instinto particular que les permite cuidar de sus hijos hasta la edad adulta, pero el resto del tiempo, se dedican a amarse a sí mismos.

Fuera del ámbito natural o fisiológico, necesitamos comprender también el valor del amor propio de manera psicológica. Aprender a aceptarnos tal y como somos, consientes siempre de las cosas por mejorar. Un amor, lejos del narcisismo, que hará que nos sintamos mejor en casi todas las facetas sociales de nuestra vida. Muy necesario para vivir con salud y sin el peso de tratar de juzgar cada momento, si somos dignos de vivirlo, o si debemos privarnos y dejarlo para los demás, que valen mucho más que nosotros.

Narcisista

Al final el amor no es sino un vínculo entre nosotros y nuestro alma. Es decir, nuestro verdadero yo. Se trata de reconciliarnos con nosotros y aprender que nunca nadie va a amarnos más que nosotros mismos. Nadie, mejor que nosotros, sabe lo que necesitamos y lo que nos hace felices, y sería injusto y necio dejar en manos de otras personas nuestra propia felicidad.

Suelen decir que una vez que te amas a ti mismo, estás en disposición de amar a los demás. Y es cierto. Cuando decides tener lo que quieres, comienzas a dibujar un mapa con tus tesoros y una lista de objetivos por los que moverse. Puedes decidir tener el trabajo que siempre quisiste, y no el que encontraste la primera vez. Puedes decidir buscar una persona a la que amar y sentirte amado, realizar tus hobbies, deporte, viajar…Todo lo que quieras.

Y en ese momento es cuando amar a otras personas entra dentro de tu hoja de ruta y aceptas que es lo que te mereces.

Amarse a sí mismo, no siempre es fácil. No basta con alegrarse y vanagloriarse de las buenas acciones o de los momentos felices. También implica quererse y apoyarse en los momentos difíciles, cuando las cosas no marchan bien o cuando nos hemos equivocado. Aquí es donde el amor por uno mismo alcanza su mayor utilidad y cuando se nota la diferencia entre querer salir hacia arriba o hundirse en el fondo. Sólo un poquito de amor puede marcar la diferencia.

Admiración por uno mismo

Vamos a ver a continuación 5 puntos clave que resumen la importancia del amor por unos mismo:

5 rasgos del amor a uno mismo:

1 – La auto aceptación: Estar agradecido y felices por lo que somos y por lo que tenemos, con todos los rasgos de nuestra personalidad y de nuestra apariencia física, los malos y los buenos. Sabiendo que aunque nos corten una mano, seguiremos siendo nosotros mismos, aunque perdamos un ojo, seguiremos siendo nosotros, o aunque nos operemos la nariz para estar más guapos, siempre seremos nosotros mismos.

2 – El respeto: Con una auto-aceptación fuerte y sana, el respeto por nosotros mismos viene solo. Ya no es necesario negarnos ningún privilegio o rechazar propuestas por miedo a no estar a la altura.

3 – La autoestima: que puede confundirse con el amor a unos mismo, se desarrolla de manera natural cuando nos aceptamos, nos amamos y nos respetamos. No es tanto el amor, sino la forma en la que vemos el amor que nos tenemos.

4 – La responsabilidad: implica dar un paso más hacia la ejecución de nuestros propios deseos. Siendo responsable tomamos control sobre nuestras vidas.

5 – Saber perdonarnos: Asumir que no somos perfectos y que cometemos fallos, pero que igual que le pasa a todo el mundo, fallar es necesario para aprender y mejorar. Cuando lo asumimos y nos perdonamos a nosotros mismos damos un paso muy importante hacia el siguiente nivel.

Leave a Reply